pasillo del hospital

¿QUÉ ES EL DOLOR Y COMO LA HIPNOSIS PUEDE AYUDAR?

El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional

El dolor cumple una función fundamental en nuestro cuerpo, informándonos de que algo no va bien, y por eso es muy importante realizar un buen diagnóstico médico antes de intentar suprimir o modificar la sensación dolorosa, sea de forma psicológica o farmacológica.
Generalmente, muchas personas pueden servirse de esta terapia para paliar o aliviar su sensación de dolor. Además, celebra que el objetivo final de este procedimiento terapéutico sea mejorar el dolor o hacer que desaparezca y, además, sea el propio paciente el que aprehenda la autohipnosis y pueda ponerla en práctica a la hora de controlar ese dolor.
El dolor se procesa en el cerebro. Se percibe como tal cuando el cerebro interpreta ese estímulo como dolor. Lo que conseguimos con la hipnosis es modificar determinados aspectos de la experiencia del dolor, que tiene distintas dimensiones. El dolor es sensación, es afecto, es emoción, y también es evaluación.
Por otro lado, se puede conseguir, junto con el paciente, modificar la reacción emocional respecto a ese dolor. Las personas se pueden desesperar mucho al percibir el dolor y esto empeorará su efecto. Sin embargo, con la hipnosis se pueden mantener más tranquilos, y a la larga se conseguirá un efecto terapéutico que mejorará el dolor.
El componente sensorial del dolor proporciona información básica de la localización y de la calidad, por ejemplo, si es un dolor fuerte o débil, si es continuo o intermitente, si es punzante, abrasador, etc. El componente afectivo tiene que ver con el sufrimiento psicológico, con la preocupación que nos causa ese dolor.

 

Toda ciencia viene del dolor. El dolor busca siempre la causa de las cosas, mientras que el bienestar se inclina a estar quieto y a no volver la mirada atrás

¿QUÉ ES LO QUE LA CIENCIA TIENE QUE DECIR?

Numerosos estudios e investigaciones científicas han demostrado la eficacia de la hipnosis para reducir o eliminar el dolor y aliviar el sufrimiento de los pacientes.
La hipnosis ha demostrado su eficacia en aquellas dolencias o síndromes dolorosos en los que los tratamientos normales no consiguen resultados apreciables o permanentes, como son, por ejemplo, la fibromialgia o los dolores neuropáticos.
Estudios realizados en los últimos años sobre la utilización de la hipnosis en el alivio del dolor, establecen que la hipnosis ofrece unos efectos analgésicos de moderados a altos para numerosos tipos de dolor, confirmando el criterio que se exige en medicina para “un tratamiento bien establecido” en esta área.

 

LA PSICOANALGESIA

¿QUÉ ES LA PSICOANALGESIA?

La psicoanalgesia es de tipo central. Los mecanismos que producen la psicoanalgesia actúan sobre el sistema nervioso central, en el cerebro, inhibiendo selectivamente algunos impulsos eléctricos para que no se elabore la percepción del dolor. A favor de esta afirmación aboga el hecho de poder conseguir una psicoanalgesia para una zona determinada de un brazo, por ejemplo.

Es la selectividad la más importante de las características de la psicoanalgesia, la cual le confiere su más importante cualidad:

su inocuidad

dolor de cabeza
Consultoría

BAJO PSICOANALGESIA SE PUEDEN COMPROBAR

  • Signos de tipo vagal muscarínico

  • La sustancia, elaborada por el sistema nervioso central, tiene capacidad para suprimir el dolor epicrítico/noético (superficial, daño tejidos) y también el protopático (visceral profundo).

  • Se acelera el proceso de cicatrización por mejorar el metabolismo tisular

  • Y todo esto, acompañado de un estado de consciencia vigil y de perfecta lucidez del paciente.

¿COMO FUNCIONA?

La sustancia capaz de producir los efectos de la psicoanalgesia es muy probable que se origine en el neocórtex y en el tálamo difuso, que tiene capacidad acetilcolinérgica y muscarínica.
Es probable que esta sustancia actúe, no sólo por despolarización de la primera neurona, inmediatamente antes de la sinapsis con la segunda (en la sustancia gelatinosa de Rolando) sino también en ciertos puntos de la tercera neurona, en el neo y el paleocórtex, impidiendo la decodificación de los impulsos eléctricos que allí llegaron. O bien interrumpiendo, también a nivel de la tercera neurona, la llegada de esos impulsos ascendentes, procedentes de la zona agredida, a los centros donde deberían ser decodificados (interpretados) con lo que el proceso de elaboración del dolor no se produce.

Cadena de ADN
 

INDICACIONES DE LA HIPNOSIS PARA CONTROL DEL DOLOR

EXPLORACIONES MÉDICAS DOLOROSAS

CIRUGÍA CORTA DURACIÓN

QUEMADOS (EN FASE CONTROLADA)

PREPARACIÓN AL PARTO

CEFALEA Y MIGRAÑA

DOLOR NEUROPÁTICO

FIBROMIALGIA

DOLOR AGUDO (QUIRÚRGICO, ODONTOLÓGICO, TRAUMATOLÓGICO ETC.)

Mujer en dolor
 

LA FIBROMIALGIA

Eres los que más imaginas 

La fibromialgia (FM) es un conjunto de síntomas diversos de etiología aún incierta, sin embargo, su común denominador es el dolor crónico generalizado de los músculos que emerge de manera impredecible y con una variable duración e intensidad. Este dolor afecta, principalmente, los hombros, el cuello, las caderas, las piernas y los brazos. El paciente con esta condición presenta agotamiento continuo y su dolor puede ser incapacitante.

Con el tratamiento de la fibromialgia con hipnosis clínica podrás mejorar día a día y contrarrestar lo siguiente:

  • Dolores

  • Ansiedad

  • Depresión

  • Insomnio

  • Estrés

  • Fatiga crónica

 

©2020 por Jordi Martínez. Todos los derechos reservados