• Jordi Martínez

Inducciones instantáneas por Pedro Alcaraz

Actualizado: may 21





Para hablar de la hipnosis instantánea, que mejor que citar literalmente las palabras de mi Maestro Pedro Alcaraz, pionero de la hipnosis instantánea en España.



Pedro Alcaraz:

“De aparente sencillez, manejar con soltura las inducciones rápidas, es de largo la disciplina más compleja que maneja un hipnólogo. De hecho la mayoría de los hipnólogos, no saben utilizar estas técnicas que requieren conocimiento de las premisas que se aplican, sincronismo y alta seguridad en su ejecución.

Durante años las inducciones hipnóticas instantáneas, han sido asociadas al mundo del espectáculo. Su espectacularidad y su rapidez, sorprendían y a la par atemorizaban al espectador de las mismas.


Incluso hoy en día hay supuestos hipnotizadores profesionales y clínicos, que las niegan, lo cual nos da una medida clara de cuán grande es el conocimiento de la hipnosis que poseen dichos personajes. Tal negación es posible que suceda por ese desconocimiento o quizás por la incapacidad de algunos practicantes para ejecutarlas.

El caso es que los procedimientos de inducción a la hipnosis más o menos instantáneos no tienen nada de mágico ni de poder sobrenatural, de hecho es una aplicación distinta de los mismos principios que rigen el resto de inducciones más o menos formales

Siempre han sido acusadas por las facciones rancias del hipnotismo como técnicas alteradoras. En ocasiones las llaman alteradoras y agresivas, los mismos que encuentran natural proponer al paciente en su primera visita pruebas de sugestión al estilo Coué como las caídas atrás para medir su sugestionabilidad. Eso si resulta agresivo y alterador.


No hay nada que nos pueda aportar una prueba de sugestión de caída hacia atrás que no se pueda deducir en la misma charla pre hipnótica. Aunque entiendo que en algunos casos su ejecución tranquiliza (o lo inquieta mas) al hipnólogo.

Las inducciones instantáneas, en realidad son más agresivas desde el punto del observador que desde las sensaciones del sujeto de la experiencia. A este ultimo apenas le da tiempo de entender lo que sucede y ya se encuentra en un apacible trance medio.

En mi opinión es desaconsejable utilizar directamente una técnica rápida en un primer contacto con el sujeto, en ese primer contacto se le debe convencer del carácter apacible de la experiencia, y tranquilizarle respecto a las ideas preconcebidas sobre la hipnosis con que se nos presente.

Las técnicas inductivas rápidas, tienen ventajas sobre las tradicionales más lentas:


- Gran ahorro de tiempo

- Mucha mayor profundidad inicial

- Muy útiles para individuos excesivamente analíticos o que presenten grandes defensas inconscientes


En primer lugar, podríamos considerar el gran ahorro de tiempo empleado para lograr estados de gran profundidad. El ahorro es enorme pues es del orden de 20 minutos menos que aplicando una técnica + profundización estándar.

En cuanto a la desconexión instantánea mucho mayor del entorno, nos ahorra más tiempo todavía pues requiere solo leves rutinas de profundización tras su aplicación. Algunos sujetos acceden a estados sonambúlicos de inmediato.

Por último empleadas con sujetos poco receptivos por causas de excesivo análisis o de temores inconscientes… ofrecen resultados impensables comparadas con las técnicas lentas que permiten a los sujetos mantener el control impidiendo así el acto de llevar a buen término la inducción hipnótica. Cualquier terapeuta que maneje estas técnicas aumenta en gran medida sus porcentajes de éxito estableciendo el trance.


En las visitas posteriores a la primera, la persona ya está dispuesta a aceptar conscientemente una técnica rápida directamente, pero ¿cómo insertamos de un modo dulce, en la primera toma de contacto con el sujeto estas técnicas?

Hay muchas formas de aplicarlas, pero por falta de espacio las dejare a la imaginación del lector, me limitare a explicar una de las muchas maneras en que yo solía aplicarlas.

Inicio con el sujeto una estándar lenta, una técnica mixta, o psicoimaginativa cualquiera, hasta que la persona se siente «segura» pues siente que tiene el control de la experiencia... dos minutos después de estar siguiendo ese procedimiento lento… le propongo otro ejercicio que relaciono con el que estaba llevando a cabo el sujeto… por ejemplo… le sugiero que levante el brazo derecho… que siga relajándose mientras me escucha contar de 7 a 1… que con cada numero baje un poquito el brazo…. y insisto que la idea es que al contar uno su brazo este descansando en su cuerpo o en el sillón, le repito algunas veces ese concepto… necesito que tenga claro que habrá número uno y que en ese momento su brazo reposara al lado de su cuerpo. Es de vital importancia para el éxito en la inducción que la persona tenga claro ese concepto.

A estas alturas el sujeto no lo sabe pero ya está inmerso en el proceso de una técnica confusional rápida, contamos lentamente… Siete, baja un poquito el brazo…. respira profundamente, suelta el aire lento… Seis….

El sujeto está tranquilo, volverá a prestar mucha atención cuando estemos a punto de finalizar la cuenta…. pero ahora mismo está relajado y siguiendo el ejercicio…. Cinco... Respira profundo, llena bien el cuerpo de aire….baja un poquito el brazo….

Hemos creado unas reglas, que estamos siguiendo… y que tienen como final el brazo reposando junto a su cuerpo… Nuestro próximo paso es romper las reglas… de manera que por ejemplo cuando le deberíamos decir… Cuatro!… le decimos suavemente… Abre los ojos! Momento confusional y breve periodo disociativo... basta con darle de inmediato una orden desactivadora… esta entra sin filtro consciente alguno, porque su consciente aun esta preguntándose porque no he contado el numero Cuatro…. El resultado, una inducción con acceso casi inmediato a una gran desconexión del entorno en menos tiempo que los dos minutos que empleamos para iniciar el proceso con la técnica estándar.


Llevo largos años practicando la hipnosis instantánea, tantos que sin proponérmelo me he convertido en un especialista en el tema. Mi consejo para todos aquellos que la desconozcan es que la aprendan y la practiquen aunque no sea en entornos terapéuticos. Su práctica y su uso los va a mejorar como profesionales, mejorando incluso el desempeño de sus antiguos procedimientos.”


Pedro Alcaraz

#hipnosis #mentor #hipnotista #controldelamente #induccionesrapidas #induccionesinstantaneas

57 vistas
 

©2020 por Jordi Martínez. Todos los derechos reservados